Francisco de Holanda

Pintura

Francisco de Holanda nace en Lisboa en una fecha que oscila entre 1517 y 1518. Artista, escritor y pensador adelantado a su tiempo, la poliédrica figura de este gran creador del Renacimiento hace de él uno de los más insignes interlocutores de Miguel Ángel.
Francisco es una figura singular, diríamos única en su época, innovadora y vanguardista. Uno de los prototipos de artista renacentista, versátil y con una sólida formación humanística.

Se convierte de esta manera en un referente de conocimiento erudito, un nodo en la revolución hispánica del Renacimiento, un intelectual y creador al servicio de la corte portuguesa y del rey Felipe II tras la integración de Portugal en la Monarquía Hispánica en 1580.

En su obra, resalta su compleja iconografía, repleta de citas y detalles eruditos tomados directamente de su experiencia en Roma, y en los que refleja su incansable curiosidad intelectual.

Además de su labor teórica sobre la cosmovisión cristiana, es una de las figuras más destacadas y de proyección internacional de los estudios anticuarios del siglo XVI, así como de la naciente crítica de arte. Refleja su pensamiento en sus escritos, como Da Pintura Antiga (1548), origen del mito historiográfico sobre “Las águilas del Renacimiento español”. A él debemos también uno de los álbumes de dibujos más completos sobre la Roma antigua, Os desenhos das antigualhas (1540), resultado de su estancia en Italia y en el que por primera vez se identifica la Domus Aurea de Nerón.

http://bdh-rd.bne.es/viewer.vm?id=0000137315&page=1