Mariza

Música

Ningún otro artista portugués desde Amália Rodrigues construyó una carrera internacional con semejante éxito, acumulando éxito tras éxito en los escenarios mundiales de mayor prestigio, referencias entusiastas de los críticos musicales más exigentes y una sucesión interminable de premios y distinciones internacionales. Como siempre, sus socios musicales siguen siendo sólo los mejores: Jacques Morelenbaum y John Mauceri, José Merced y Miguel Poveda, Gilberto Gil e Ivan Lins, Lenny Kravitz y Sting, Cesária Évora y Tito París, Rui Veloso y Carlos do Carmo. Y su repertorio, aunque permanezca firmemente anclado en el Fado clásico y contemporáneo, se ha expandido para incluir tibias de Cabo Verde, clásicos del Rhythm& Blues y cualquier otra melodía que le sean queridas.

En los últimos doce años, Mariza ha superado de lejos la fase en que podría constituir sólo un mero episodio exótico en la escena de la WorldMusic. Ha demostrado ser ya una gran artista internacional, de fuerte originalidad y de enorme talento, de quien mucho hay que esperar en el futuro.

La niña de Mozambique creada en el barrio popular lisboeta de Mouraria se apropió de las raíces de su cultura musical y se convirtió en una artista universal capaz de abrirse al mundo sin perder la conciencia intensa de su identidad portuguesa. Así, el público portugués es el primero en reconocer su triunfo y pagarle con un amor y una gratitud sin límites.